Saltar al contenido

Cepillo de dientes eléctrico: todo lo que debes saber para su correcta utilización

Ya sea para mejorar la salud bucodental o para hacer más sencillo y ameno el momento del cepillado, el cepillo de dientes eléctrico es un gran aliado.

La tecnología que aplican estos dispositivos permite que se consiga un cepillado completo en menor cantidad de tiempo.

Sus pequeños cabezales logran alcanzar incluso las áreas difíciles, evitando de esta manera la acumulación de placa, responsable de la formación de caries e inflamación de las encías.

Los cepillos de dientes eléctricos brindan comodidad y una limpieza efectiva; es por ello que día tras día más usuarios optan por esta opción más moderna y tecnológica.

Tanto si perteneces al grupo de aquellos que están pensando en abandonar el cepillado manual y adquirir un cepillo de dientes eléctricos, o si ya si posees el dispositivo, pero deseas aprender a utilizarlo correctamente, te invitamos a leer el siguiente artículo que aclarará todas tus inquietudes.

Cómo preparar el cepillo de dientes eléctrico para su uso

Utilizar un cepillo de dientes eléctrico es una tarea sumamente sencilla y mucho más aun, luego de los primeros usos, cuando ya te has habituado a tu nuevo dispositivo.

Al igual que cualquier otro dispositivo eléctrico que utiliza batería, los cepillos eléctricos deben ser cargados en su totalidad antes de su primer uso.

Algunos modelos necesitan estar conectados 16 horas a la corriente eléctrica para alcanzar la totalidad de su carga; otros, en apenas 4 horas estarán listos para su uso.

Una vez cargada la batería, debes desenchufar el dispositivo de la corriente eléctrica. De esta manera evitaras gastos eléctricos innecesarios y protegerás el cargador.

Cuando se encuentra conectado a la corriente eléctrica, como cualquier otro aparato que funciona con electricidad, no puede ser mojado ya que resultaría peligroso.

Asimismo, como imaginarás, una vez desenchufado, el cepillo puede ser salpicado sin representar riesgo alguno. De otra manera, se complicaría la limpieza ¿no es cierto?

La mayoría de los cepillos de dientes eléctricos, luego de una carga completa, permiten su utilización durante aproximadamente 20 días.

Para lograr una mayor vida útil de la batería, es recomendable utilizar siempre el cepillo eléctrico, hasta que esta se agote por completo y luego proceder a la carga.

Actualmente, la mayoría de los cepillos poseen un indicador led para que puedas verificar en todo momento el estado de la carga.

Una vez realizada la carga, ya sea a través de la corriente eléctrica o, si el modelo lo permite, a través del puerto USB, puedes proceder a colocar en el cabezal de tu cepillo tu pasta de dientes favorita y comenzar con el cepillado.

Cómo sostener el cepillo de dientes eléctrico durante el cepillado

Como es de imaginar, el cepillado con este tipo de cepillos de dientes es mucho más fácil y practico que con el clásico cepillo manual.

Esto, no solo lo convierte en el aliado perfecto para mantener una buena salud bucal de adultos y niños, sino que también es ideal para personas con inflamación o sensibilidad en las articulaciones, o afecciones óseas como osteoporosis.

Gracias a la alta frecuencia de movimiento y al cabezal redondo de estos cepillos, mantener los dientes libres de placa nunca fue tan sencillo.

Antes de comenzar con el cepillado, debes dividir tu boca en 4 cuadrantes para, de esta manera, asegurarte una óptima limpieza en cada una de sus partes. A cada uno de ellos debes dedicarle, al menos, 30 segundos.

Comienza cepillando las superficies externas; esto debes efectuarlo diente por diente, sosteniendo el cepillo firme, pero con suavidad, sobre el cuello del diente.

Luego, inclina el cepillo 45° y realiza pequeños desplazamientos para que las cerdas puedan alcanzar las áreas interdentales.

Prosigue con las superficies internas; notarás que, para lograr una posición confortable, el cepillo quedará levemente inclinado. Al llegar al área interna de los incisivos, coloca el cepillo en posición vertical y dedícale varios segundos, ya que es una zona propensa a acumular placa.

Finalmente, céntrate en las superficies masticatorias, girando levemente el cepillo para alcanzar todas las cavidades.

Una vez realizado estos pasos, repítelos en los siguientes cuadrantes. Recuerda que el cepillado debe tener una duración total de aproximadamente 2 minutos, lo cual sería 30 segundos por cuadrante.

¿Es posible limpiar la lengua con un cepillo de dientes eléctrico?

Limpiar la lengua, es esencial para eliminar las bacterias que se acumulan tanto en la parte anterior, como posterior de la misma. Cabe destacar que, aunque el cepillado de la lengua pueda resultar poco agradable, luego de algunos cepillados la incómoda sensación suele desaparecer.

Coloca una pequeña cantidad de pasta en tu cepillo y procede a cepillar tu lengua. Para hacerlo, comienza desde la parte posterior desplazándote lentamente de lado a lado, avanzando hacia la punta de la lengua.

Recuerda que, para limpiar esta zona, debes ejercer cierta presión, pero sin que la misma resulte dolorosa.

Asimismo, también puedes cepillar tus encías para sacarle mayor provecho a tu cepillo eléctrico y conseguir un mayor cuidado bucodental.

Para evitar la molesta inflamación gingival es recomendable realizar un suave masaje sobre las encías con su cepillo de dientes. La manera más práctica de realizarlo es luego de cepillar la superficie externa de tus dientes.

Apoya muy suavemente las cerdas sobre tus encías, sin ejercer ningún tipo de presión, y bríndale un confortable a tus encías. De esta manera si existiese inflamación en la encía, podrás tratarla y lograr reducir la inflamación.

Asimismo, hay modelos que incluyen el modo “cepillado de encías”. Algunos modelos de cepillos de dientes eléctricos, incluyen cabezales específicos para facilitar el limpiado de la lengua.

¿Cuánto tiempo debe tomar cepillarnos los dientes con un cepillo eléctrico?

Realizar la limpieza bucodental con un cepillo eléctrico será más efectivo que con un cepillo manual.

Asimismo, y aunque estos dispositivos logren realizar hasta 48.000 movimientos por cada segundo, comparado con los 600 movimientos que adquirimos en el mismo tiempo con los cepillos manuales, si le dedicamos el tiempo adecuado, la limpieza aun mejor.

Es por ello, que independientemente de que tu cepillo utilice tecnología sónica y vibre, o sean de los que rotan, como mencionamos con anterioridad, el tiempo ideal de cepillado es de 2 minutos.

Intenta dedicarle, al menos, dos veces por día 30 segundos de cepillado a cada cuadrante y lucirás una sonrisa brillante y saludable, libre de placa y manchas.

Existen diferentes tipos de cepillos de dientes eléctricos, que utilizan distintas tecnologías para lograr lo que todos deseamos: lucir dientes hermosos, blancos y brillantes mientras preservamos nuestra salud bucal.

Hoy en día, es posible hallar en el mercado cepillos de dientes con la última tecnología: tecnología sónica, tecnología 3D, sensor de presión, diferentes modos incluido modo de blanqueamiento, temporizador y mucho más.

Aunque pueda parecer sorprendente, también están disponibles cepillos de dientes eléctricos con bluetooth y conexión WIFI para que monitorees tu cepillado y logres los mejores resultados posibles.

Si deseas interiorizarte más sobre el tema y comenzar a cuidar tu salud dental como te mereces, pulsa aquí y entérate cuales son los mejores cepillos eléctricos del mercado

¿Por qué y con qué frecuencia se debe cambiar el cabezal del cepillo de dientes?

Al igual que los cepillos de dientes manuales, el cepillo de dientes eléctrico puede efectividad de limpieza cuando sus cerdas de encuentran desgastadas o deshilachadas.

Está comprobado que, debido al desgaste, los cepillos de dientes eléctricos no consiguen eliminar de manera óptima la placa ni eliminar las bacterias de la misma manera que lo hacen cuando sus cerdas se encuentran en buen estado.

Además, al encontrarse los filamentos desgastados, los gérmenes pueden acumularse sobre la superficie; reemplazando el cabezal periódicamente, estaremos cuidando nuestra salud bucal y nuestra salud general.

Es por ello, que al igual que sucede con los cepillos manuales, el cabezal de los cepillos eléctricos debe ser reemplazado cada 3 meses o, al menos, cada 4 meses.

Es importante verificar el estado de las cerdas y reemplazar el cabezal cuando sea necesario. Quienes ejercen mayor presión durante los lavados, irremediablemente tendrán que cambiar el cabezal con mayor frecuencia, ya que el desgaste será mayor.

Para que puedas despreocuparte del tema, varias marcas de cepillos de dientes eléctricos incluyen en sus modelos temporizadores que te recuerdan cuando es el momento de reemplazar el cabezal.

Asimismo, la mayoría de los modelos más sencillos incluyen color en los filamentos de las cerdas, que van perdiendo color con el transcurso del tiempo. Cuando los filamentos se han blanqueado por completo, ha llegado el momento de cambiar el cabezal.

¿Cuáles son los mejores cepillos de dientes eléctricos?

Además de los beneficios que otorgan los cepillos de dientes eléctricos para cuidar la salud bucodental, estos dispositivos poseen un innegable atractivo que hace más ameno el cepillado diario.

Asimismo, incentiva a los niños a cepillar sus dientes y facilita la tarea de aseo dental en personas con dolores articulares.

Si todavía no cuentas con un cepillo de dientes eléctrico, te recomendamos no elegir al azar.

Lo ideal es analizar las características de los mejores modelos de cepillos de dientes eléctricos para poder elegir el que mejor se adapte a tus gustos y necesidades. Echa un vistazo a nuestro artículo de los mejores cepillos de dientes eléctricos para que puedas comenzar a disfrutar de una increíble sonrisa.